Definición

Para conseguir un correo seguro se utilizan diversos procedimientos y técnicas para proteger cuentas, contenidos o comunicaciones de correos contra accesos no autorizados, pérdidas o compromisos. El correo electrónico se suele utilizar para diseminar malware, spam y ataques de phishing. Los atacantes usan mensajes engañosos para convencer a los destinatarios de que revelen información delicada, abran archivos adjuntos o cliquen en hipervínculos que instalan malware en el equipo de la víctima. El correo electrónico también es un punto de entrada muy común para atacantes que buscan introducirse en una red empresarial y obtener valiosos datos corporativos.

El cifrado de correo electrónico implica el cifrado, u ocultamiento, del contenido de los mensajes de correo electrónico para proteger información potencialmente delicada ante intentos de lectura por parte de entidades diferentes de los destinatarios previstos. El cifrado de correo electrónico suele incluir un paso de autenticación.

¿Es seguro el correo electrónico?

El correo electrónico fue diseñado para ser lo más abierto y accesible posible. Les permite a los integrantes de organizaciones comunicarse entre sí, y también con personas en otras organizaciones. El problema es que el correo electrónico no es seguro. Esto les permite a los atacantes usar el correo electrónico como una manera de causar problemas, con el fin de lucrarse con ello. Ya sea mediante campañas de spam, ataques de malware o de phishing, sofisticados ataques dirigidos, o mediante el compromiso de correos electrónicos empresariales (o BEC, acrónimo del inglés: “Business Email Compromise”), los atacantes procuran explotar las deficiencias de seguridad del correo electrónico para llevar a cabo sus acciones. Como la mayoría de las organizaciones se basan en el correo electrónico para hacer sus negocios, los atacantes se aprovechan del email para intentar robar información delicada.

Como el correo electrónico es un formato abierto, puede ser visualizado por cualquier persona que sea capaz de interceptarlo, cosa que genera problemas de seguridad. Esto se convirtió en un gran problema cuando las organizaciones comenzaron a enviar información confidencial o delicada por email. Un atacante podía leer fácilmente los contenidos de un correo con tan solo interceptarlo. A lo largo de los años, diversas organizaciones han incrementado las medidas de seguridad para correo, con el fin de dificultarles a los atacantes la posibilidad de apoderarse de información delicada o confidencial.

Correo electrónico seguro

Políticas de seguridad para correo electrónico

Como el correo electrónico es tan importante en el mundo empresarial moderno, las organizaciones han establecido políticas para el manejo de este flujo de información. Una de las primeras políticas que la mayoría de las organizaciones establecen se basa en ver los contenidos de los correos que fluyen a través de sus servidores de correo. Es importante comprender qué es lo que contiene el correo electrónico entero para actuar de manera adecuada. Después de que estas políticas de base entren en vigor, una organización puede implementar diversas políticas de seguridad en sus correos electrónicos de empresa.

Estas políticas de seguridad pueden ir desde acciones tan sencillas como eliminar todos los contenidos ejecutables de los correos, como iniciativas más profundas tales como enviar contenidos sospechosos a una herramienta de sandbox para analizarlos en detalle. Si las incidencias de seguridad son detectadas por estas políticas, la organización debe contar con datos de inteligencia útiles acerca de la envergadura del ataque. Esto ayuda a determinar cuánto daño puede haber causado el ataque. Una vez que una organización obtiene visibilidad hacia todos los correos electrónicos que se envían, pueden implementar políticas de cifrado de correo electrónico para proteger el correo electrónico y evitar que información delicada contenida en estos caiga en manos equivocadas.

Buenas prácticas de seguridad para correo electrónico

Una de las primeras buenas prácticas que las organizaciones deben utilizar es la implementación de una pasarela segura para correo electrónico. Esta pasarela escanea y procesa todos los correos electrónicos entrantes y salientes, garantizando que ninguna amenaza pueda acceder. Como los ataques son cada vez más sofisticados, las medidas estándar de seguridad, como el bloqueo de archivos adjuntos malintencionados conocidos, ya no son eficaces. Una solución mejor es implementar una pasarela segura para correo electrónico que emplee un enfoque multicapa.

Pasarela de enlace para un correo seguro

También es importante implementar una solución automatizada de cifrado de correo electrónico como buena práctica. Esta solución debería ser capaz de analizar todo el tráfico de correo electrónico saliente para determinar si alguna información es delicada. Si el contenido es delicado, debe cifrarse antes de ser enviado al destinatario previsto. Esto evitará que los atacantes puedan ver los correos, incluso si logran interceptarlos.

Cifrado automático de correo electrónico

Capacitar a los empleados acerca del uso correcto del correo electrónico y formarlos para diferenciar un correo electrónico inocuo de uno peligroso también es una importante buena práctica para la seguridad del correo electrónico. Los usuarios pueden recibir un correo electrónico malintencionado mediante la puerta de enlace segura para correo electrónico, así que es fundamental que sepan bien qué buscar. En la mayoría de los casos, están expuestos a ataques de phishing, que exhiben ciertas características reveladoras. Capacitar a los empleados les ayuda a identificar y a informar acerca de este tipo de correos electrónicos.

Herramientas para un correo seguro

Una pasarela segura para correo electrónico, implementada ya sea in situ o desde la nube, debe ofrecer protección multicapa ante el spam o correo no deseado, malintencionado y BEC; visibilidad detallada; y continuidad del negocio, para organizaciones de todos los tamaños. Estos controles les permiten a los departamentos de seguridad informática tener la confianza de poder proteger el correo electrónico y mantener activas las comunicaciones de correo si llegara a producirse una interrupción mayor en el servicio.

Una solución de cifrado de correo electrónico reduce los riesgos asociados con infracciones a las normativas, pérdida de datos y violaciones a las políticas corporativas, pero garantizando la continuidad de las comunicaciones esenciales para el negocio. La solución de seguridad para correo electrónico debería funcionar para cualquier organización que necesite proteger datos delicados, pero también debe estar disponible para su uso por parte de afiliados, socios y usuarios ─tanto en ordenadores de sobremesa como en dispositivos móviles─. Una solución de cifrado de correo electrónico es especialmente importante para organizaciones que están obligadas a cumplir con normativas como el RGPD, HIPAA, o SOX, o que deben cumplir con estándares de seguridad como PCI-DSS.

Seguridad para correo electrónico de Proofpoint

Garantice la seguridad en el correo electrónico de sus empleados con la mejor tecnología anti spam y antimalware. Detenga las amenazas con Proofpoint Email Security.

Guía de supervivencia al fraude de correo electrónico

Los ataques Business Email Compromise, también conocidos como BEC o fraudes del CEO, y el compromiso de cuentas de correo electrónico (EAC) son problemas complejos que requieren una defensa organizada en varias capas.

Ficha técnica para cifrado de Proofpoint

Proofpoint Essentials Email Encryption ayuda a las pequeñas y medianas empresas a cifrar el correo electrónico automáticamente.

Ficha técnica de protección para correo electrónico de Proofpoint

Proofpoint Email Protection le permite detectar y bloquear las amenazas maliciosas y sin malware distribuidas a través del correo electrónico.