Definición

La seguridad informática en las empresas comprende las estrategias y procedimientos generales que se usan para defender a una organización contra actores malintencionados. Estos actores malintencionados podrían ser hackers externos o empleados y contratistas internos. Las empresas grandes y pequeñas deben incorporar seguridad de nivel corporativo para definir las buenas prácticas y defensas de ciberseguridad necesarias para protegerse de violaciones de datos y para evitar que los atacantes se aprovechen de vulnerabilidades desconocidas.

¿Qué es una empresa segura?

La parte más complicada para obtener una empresa segura y proteger la seguridad de los datos y la información, es la planificación. La planificación precisa de la identificación de estrategias que se usarán para implementar sistemas de seguridad para lidiar con los riesgos más significativos en la red. Las estrategias adecuadas son clave para el éxito de la ciberseguridad, y la parte de planificación de la ciberseguridad puede tardar meses en identificar todos y cada uno de los recursos vulnerables, las debilidades en la red, y la equipación adecuada para resolver los problemas.

Para corporaciones que ya cuentan con una estrategia de ciberseguridad, todos los componentes deben revisarse anualmente para garantizar que sigan siendo eficaces. La mayoría de los planes se revisan regularmente para mejorar el nivel actual de defensas de ciberseguridad, especialmente si la organización ha sufrido alguna violación de datos recientemente. Las revisiones constantes identifican si alguno de los componentes de ciberseguridad deben ser discontinuados o reemplazados, o si necesitan parches o actualizaciones.

Las revisiones continuas de las estrategias de seguridad actuales son fundamentales, porque los cibercriminales siempre están cambiando sus técnicas. Lo que hoy podría ser una estrategia eficaz de ciberseguridad, bien podría quedar obsoleta en cuestión de meses, así que es importante que cualquier plan de ciberseguridad sea revisado y mejorado para cumplir con los requisitos actuales y las estrategias de lecciones aprendidas después de un incidente cibernético.

¿Por qué es importante la seguridad informática en las empresas?

La mayoría de las organizaciones saben que necesitan un cierto nivel de ciberseguridad para proteger sus datos contra los atacantes, pero no saben cómo planificarlo o implementarlo. Toda la planificación, implementación, mantenimiento y mejoras deben delegarse a un experto para evitar errores en el proceso. La sostenibilidad y flexibilidad de la seguridad informática en las empresas dependen de una planificación e implementación expertas.

Mientras más amplia sea la red empresarial, mayor será la importancia de la seguridad informática para proteger los datos, porque habrá más puntos de entrada, protocolos de acceso remoto y cuentas de usuarios adicionales que aumentarán la superficie de ataque de la corporación. Todos los puntos de acceso, incluyendo los usuarios remotos y sus permisos d red, son una oportunidad que los atacantes pueden explorar. Por esta razón, la seguridad de información en una empresa debe convertirse en una prioridad clave para los administradores.

El cómputo en la nube ha hecho más barato para las empresas el incorporar tecnologías de punta, pero también ha complicado las estrategias de ciberseguridad necesarias. Ya sea una nube pública o híbrida, ahora los atacantes tienen otra vía de ataque: enfocarse en el proveedor de nube. Las malas configuraciones en la infraestructura de la nube han causado diversas violaciones de datos graves con poco esfuerzo por parte de los atacantes. Si a la tecnología estándar se le agrega la IoT, la superficie de ataque se incrementa todavía más. Diversas vulnerabilidades básicas descubiertas en tecnología de IoT han llevado a graves violaciones de datos.

Las ciberamenazas no siempre provienen de atacantes externos. Las amenazas internas también representan un problema muy real para las organizaciones. Si bien es importante poder confiar en los empleados, las estrategias de ciberseguridad se basan precisamente en NO confiar en ellos. Los permisos agregados, permisos de alto nivel innecesarios y los usuarios cesados, pero con cuentas activas son problemas que podrían llevar a una violación de datos por phishing o ingeniería social. Las estrategias relacionadas con los estándares de menor privilegio, la actualización y revocación de permisos cuando un empleado cambia de cargo dentro de una organización y la desactivación de las cuentas de los empleados despedidos debería ser parte de las implementaciones de seguridad de información. Estas estrategias reducen los riesgos de amenazas internas.

Una empresa segura se basa en la protección de los datos, la prevención de pérdida de datos y brindar una buena reputación a la marca de la organización. La conformidad también es un factor, dependiendo del sector en que se desempeñe la organización. Los atacantes les asignan un alto valor a los datos financieros y de salud, que exigen diversos estándares de cumplimiento por parte de las organizaciones a la hora de almacenar y trasferir estos datos. Los datos delicados que no se protejan adecuadamente pueden costarle millones a una organización por concepto de multas y daño a su reputación, así que cualquier estrategia debe incluir requisitos de conformidad.

¿Qué es la gestión de riesgos de seguridad informática en las empresas?

Junto con las estrategias adecuadas para proteger los datos, las organizaciones también deben tener estándares para la gestión de riesgos. La gestión de riesgos empresariales difiere notablemente de la seguridad informática en las empresas, pero cae dentro del mismo tipo de servicios. La gestión del riesgo empresarial es el proceso de evitar y mitigar las amenazas mediante la identificación de todos aquellos recursos que pudiesen ser un objetivo para los atacantes.

La mitigación de amenazas es clave para frenar los riesgos ACTUALES, pero la gestión de riesgos se enfoca en reducir los riesgos de la tecnología EN GENERAL. El cumplimiento también es importante, pero la mayoría de los estándares regulatorios se enfocan en la mitigación de riesgos y en estrategias para evitar el acceso a los datos. La gestión de riesgos ayuda a las empresas a darse cuenta de la extensión de su superficie de ataque y ofrece maneras de reducir la posibilidad de un ataque exitoso.

Al igual que ocurre con la seguridad de información, la gestión eficaz de riesgos también requiere de considerable planificación e implementación estratégica. El primer paso es determinar los riesgos para que se puedan visualizar y adquirir conciencia de su existencia. Con frecuencia se usa un mapa de calor de los riesgos para determinar la prioridad para cada área de la red que contenga los mayores factores de riesgo.

Después de que se determinan los factores de riesgo, se establece un plan de acción para determinar la tecnología y métodos a implementar. Si el coste de mitigar un riesgo es superior que el daño financiero potencial que causaría su aprovechamiento, una organización puede optar por dejarlo vulnerable o dejarlo como baja prioridad. Mediante la organización y la priorización del riesgo, la organización puede enfocarse primero en las vulnerabilidades más costosas.

La inteligencia artificial (IA) suele ser parte de los nuevos sistemas de gestión de riesgos. La IA vuelve mucho más eficaz a la ciberseguridad para la detección de riesgos y amenazas continuas, especialmente con las amenazas persistentes avanzadas y ataques complejos apoyados por estados. Incluso con sistemas de IA, la detección requiere de un analista que revise las modificaciones e identifique falsos positivos. A medida que los atacantes van creando malware más complejo y lanzan ataques sigilosos, la IA se ha vuelto un requisito básico capaz de encontrar rápidamente las amenazas y detenerlas antes de que el ataque se convierta en una violación de datos grande y costosa.

Tanto la seguridad de información como la gestión de riesgos se enfocan en la protección de la seguridad de la información en una empresa, incluyendo los datos corporativos y otros activos digitales. Es fundamental para la integridad de la empresa y para la continuidad del negocio, pero es igual de importante que sea implementada por un experto que sepa gestionar los procedimientos, de principio a fin. Una implementación deficiente de la seguridad informática en las empresas podría conllevar que se pasen por alto vulnerabilidades y amenazas de ciberseguridad, lo que produciría violaciones de datos significativas, y posiblemente a pérdidas de datos.

Portal de recursos sobre la modernización del cumplimiento

Las comunicaciones digitales han cambiado, y también el cumplimiento.

Anatomía de una investigación de amenazas internas: guía visual

Nuestra guía paso a paso le presenta una plataforma dedicada de gestión de amenazas internas (ITM, Insider Threat Management) que permite reducir el riesgo de filtración o robo de datos, así como el daño a la marca asociado.

Libro blanco: protegiendo al usuario final

Revelamos cómo pueden las empresas evaluar y mitigar mejor el riesgo para los usuarios y cómo pueden ellos utilizar esa información para implementar una estrategia de ciberseguridad centrada en las personas y que funcione.