E-book

Protect your No. 1 Threat Vector

El correo electrónico es actualmente la herramienta más importante para las empresas, pero también el principal vector de distribución de malware1. Se ha convertido en un terreno fértil para las amenazas más devastadoras y para todo tipo de fraude2, y es el canal a través del cual los ciberdelincuentes tienen más posibilidades de poner en peligro a sus objetivos. Los atacantes engañan a los usuarios para conseguir que hagan clic en un enlace no seguro, les proporcionen sus credenciales o incluso lleven a cabo ellos mismos los ataques de forma inadvertida (por ejemplo, realizando transferencias bancarias o enviando archivos confidenciales).