Las empresas mediáticas corren riesgo al acercarse la elección entre Clinton y Trump: Piratería de cuentas de redes sociales, contenido malintencionado y ataques de turba en las redes sociales

November 07, 2016
Devin Redmond

A medida que se acerca el día de las elecciones, las empresas de medios de comunicación se encuentran bajo riesgo debido a que un ataque bien sincronizado podría distribuir información falsa, repercutir en la cobertura de las elecciones o hasta desatar violencia en la atmósfera cargada de tensiones políticas de este ciclo de elecciones.  Las empresas mediáticas enfrentan tres desafíos principales en las redes sociales durante esta jornada electoral: piratería de cuentas, influjo de contenido malintencionado y ataques de turba estilo DDoS en las redes sociales.

Estudios hechos por Proofpoint señalan que la cantidad de incidentes de seguridad en las redes sociales puede aumentar hasta en un 60 % durante los principales eventos globales. Por ejemplo: durante un evento global reciente, un importante medio de difusión hizo uso de nuestra solución de seguridad para abordar más de 100.000 incidentes de seguridad o de uso aceptable en todas sus propiedades de redes sociales.

Consecuencias en el mundo real



La piratería en redes sociales puede tener consecuencias considerables en el mundo real. En 2013, unos piratas se apoderaron de la cuenta oficial de Twitter de Associated Press y publicaron un mensaje de tweet que afirmaba que Barak Obama había sufrido lesiones en un ataque a la Casa Blanca. La bolsa de valores cayó en más de 100 puntos en alrededor de dos minutos después del mensaje de tweet.

Triple amenaza: Piratería de cuentas, contenido malintencionado y ataques de turba en las redes sociales

La información falsa respecto a los resultados de encuestas procedente de cuentas de redes sociales de empresas mediáticas pirateadas podría dañar la confianza de los seguidores y hasta influir en los votos en los estados de la costa oeste. Lamentablemente, los actores malévolos han atacado y vandalizado la presencia web de varias fuentes de medios de comunicación en el pasado, incluyendo a Newsweek y Buzzfeed. La proliferación de cuentas de periodistas regionales e individuales brinda una amplia superficie de ataque mientras muchas organizaciones aún están en el proceso de implementar seguridad en las redes sociales.

Además de la piratería de cuentas, el enorme influjo de contenido que rodea a eventos como las elecciones estadounidenses puede ser abrumador. Desde el malware hasta expresiones de odio, el contenido malintencionado se ha desenfrenado. Lo más probable es que los actores malévolos dirijan sus ataques tanto a los empleados como a los seguidores en las redes sociales de las principales cadenas de noticias.

Los piratas no solamente saben que es muy probable que los administradores de redes sociales hagan clic en vínculos de malware publicados en páginas de empresas como parte de sus labores de moderación e interacción. Los eventos de interés periodístico atraen a más seguidores hacia las páginas de agencias de noticias, por lo cual los actores malévolos tratan de publicar vínculos malintencionados en comentarios con la esperanza de llegar a una audiencia más amplia.

Además, los ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS) son una seria preocupación para los sitios web de noticias durante las elecciones. Existe un fenómeno similar en los medios sociales denominado “ataques de turba en las redes sociales”. Durante esos ataques, los simpatizantes de una causa u organización específica inundan una página de redes sociales con mensajes de spam, que en ocasiones llegan a hasta tres mil mensajes en un solo día. Dichos ataques logran ahogar los mensajes legítimos publicados por los administradores de las páginas.

Las organizaciones mediáticas necesitan herramientas de seguridad con supervisión en tiempo real y protección automatizada a fin de hacer frente a la manipulación no autorizada o a los cambios en el comportamiento de las cuentas de redes sociales. Asimismo, necesitan una manera escalable de identificar automática e inmediatamente el contenido malintencionado que se dirige a periodistas o a lectores, y de ese modo contrarrestar las turbas en las redes sociales. Para los consumidores que estarán al tanto de los resultados de las elecciones del día de mañana, les recomendamos que verifiquen con varias fuentes a medida que se publiquen las noticias y que eviten hacer clic en mensajes con vínculos que provengan de fuentes no verificadas.